18 jul. 2007

INTIM POST



Por fin podremos enviar postales sabiendo que se guarda la intimidad de lo que hemos escrito. Sólo se puede leer el jugoso contenido de la postal rascando con una moneda, como si de un premio de bolsa de patatas se tratara.