18 feb. 2008

La realidad supera la ficción

Hoy en La Vanguardia Digital hemos podido leer una noticia con el siguiente titular:

Un voto, 15,60 euros - En el portal Ebay algunos ciudadanos venden, en el sentido literal de la palabra, su voto al mejor postor

Irremediablemente esta noticia nos ha hecho pensar en uno de los inventos que Pep presentó en la exposición Futour, un tour por el futuro. El invento en cuestión se llama VOTE! y este es el texto explicativo de este invento "futurista":

Hacia 2145 la democracia y el capitalismo más feroz llegaron a su matrimonio más sonado con la implantación del voto entendido como un bien material al que todo ciudadano tenía acceso desde su mayoría de edad. Dicho de otra forma, los ciudadanos podían vender sus votos a los partidos, alquilarlos por una legislatura...

De esta forma, el día de las votaciones, los ciudadanos acudían a las sedes de los partidos a vender o alquilar su voto al mejor postor; las campañas de los candidatos sencillamente anunciaban el precio al que compraban el voto y, como si de una subasta se tratara, subían la cantidad a medida que se acercaba el día de recuento de votos.

Los escasos (y mal vistos) ciudadanos con conciencia política acudían a los casi inexistentes colegios electorales a depositar su voto de acuerdo a sus principios. La instauración de las urnas Vote! dio a entender lo poco que tenían en cuenta las opiniones fuera del circuito democrático establecido.

En 2147 se destapó el escándalo del 'saco de votos'; hacía años que los partidos se vendían los votos entre sí por motivos puramente económicos.



Parece ser que los inventos que soñó en su día Pep Torres se están llevando a la práctica mucho antes de lo previsto. Esto da mucho que pensar...




No hay comentarios: